Yo me quedo en casa

Nicky Minaj, la Celia Cruz posmoderna

Entre pelucas, enormes virtudes y excentricidades de las divas del pop. 

Publicado: 2013-11-05

Un post de 'Paulina', tomado de Vice:

A una diva del pop generalmente se le tiene envidia por tenerlo todo: buena voz, cuerpazo, belleza, dinero; y los que no quieren ser como ella, la quieren en su cama. Lejos queda ya la época en la que el “shock value” de una cantante residía en su cuero cabelludo, o si enseñaba un poquito de más en su escote; hoy en día prefieren forrarse el cuerpo con carne y sangre, montarse desnudas en bolas para demoler edificios, pelearse por Twitter y tácticas que con poca imaginación despiertan el morbo de la gente.

El otro día vi un vídeo de Nicky Minaj, una artista cuyos vídeos consisten en mostrar sus enormes virtudes (enormes, enormes, enorme virtudes) y coloridas pelucas. En seguida me puse a pensar en otras divas de la música que dedicaron buena parte de su dinero y carrera a un accesorio igual de intercambiable que unos simples pendientes, pero con muchos grados más de excentricidad.

Así que escogí a tres mujeres que han convertido su cuero cabelludo una extensión de su maquillaje y de su música.

¿Quién era la reina de las pelucas?


Celia Cruz: Además de ser uno de los personajes más amados en la música tropical, la cubana divertía a todos con su famosísimo “Azúuuucar” y piezas capilares que resaltaban por la edad de la cubana. Siempre fueron un reflejo del espíritu eternamente joven de la cantante. Infinitamente más virtuosa que Nicky, seguramente Celia pasó por la cabeza de Minaj cuando ésta buscaba influencias.

Además, las dos son caribeñas.


Cher: Una de las grandes divas por excelencia. ¿Quién no se acuerda de “Believe”, "If I Could Turn Back Time" o "One By One"?

Además, ella fue una de las primeras artistas pop con altos niveles de excentricidad y tiene con una de las voces más reconocibles del mundo de la música (para bien o para mal, seguimos sin saberlo).

Creo que pocas veces intentó hacerse la sexy lamiendo un martillo o algo proporcionalmente similar en su época. Sin embargo, pasados los 30, Cher se dejó llevar y le dio fuerte por los atuendos brillantes y pelucas enormes, porque sólo eso podía esconder la cantidad de pelo que tiene la tía.

Y también tenemos esto, que es probablemente lo más extraño que ha producido la cultura pop en la historia de la humanidad:

Nicky Minaj: Por sus pelucas, parece que es mucho más extrema y “chunga” que su música, pero ese no es el tema; la cuestión es que en el par de años que lleva en la cima, Nicky Minaj ya cuenta con miles de colaboraciones y hits propios, para los cuales no escatima ni en cambios de vestuario ni en cambios de peluca, ni se esfuerza lo más mínimo en ocultar las veces que ha pasado por el quirófano.

Los dejo con unas fotos y unos vídeos como prueba.






Publicado en

Agencias de noticias

Aquí encontrarás las noticias de EFE y diversas agencias que informan en el resto del mundo.